Saltar al contenido

Mario Irivarren: Flaco, ojeroso, cansado y sin ilusiones…

Sí… pero vivito y coleando luego de superar al temible Coronavirus, tras una medicación específica, buena alimentación y sobre todo auto aislamiento cien por cien.

Su gran amiga Sheyla Rojas al ver su imagen actualizada le espetó a mansalva que estaba muy ojeroso, y muy delgado. Es decir hartamente flaco.

El chico de la TV, no se quedó atrás y mordiéndose la lengua le respondió que seguramente se trata de una falla de imagen.

¿Falla de imagen? No pues, usted tranquilo guarde su vocecita para cuando esté bien recuperado, y engrose nuevamente las carnes sobre sus huesitos. Muchas felicidades!!!!!!